martes, septiembre 29, 2020
Inicio Puchuncaví Concejal Eduardo Veas entrega apoyo a profesores en paro de Puchuncaví

Concejal Eduardo Veas entrega apoyo a profesores en paro de Puchuncaví

Extraordinarios…100% el apoyo a nuestros profesores, queremos sólidas bases para nuestros niños, y la única forma de hacerlo es valorar a los que están en primera línea de la educación, nuestros profesores…se merecen un trato justo, condiciones óptimas y por sobretodo cancelar la deuda que el Estado de Chile tiene con ello sostuvo el Concejal Eduardo Veas

35 años de demandas por un deuda histórica, es la evidencia de un proceso inconcluso, escasamente desarrollado, al igual que la famosa desmunicipalización, que todos sabemos para donde va, pero vemos que pasan los gobiernos y ninguno es capaz de implementar una política pública que no dañe a nuestros maestros, al contrario siguen trabajando en contra de sus intereses, cuando son ellos los que forjan el futuro de nuestro país y el gobierno sigue señalando que todo lo regula el mercado y en este caso el mercado solo quiere niños que obedezcan y no niños que piensen.

La deuda histórica señala que esta asignación debía ser cancelada entre los años 1981 y 1984 en los plazos y porcentajes previstos en los artículos 37 y 40 del cuerpo legal, pero la Ley 18.641 de 1985 amplió estos plazos hasta el año 1988.

Sin embargo, en la práctica, ningún docente traspasado recibió íntegramente tal asignación, en circunstancias que su nuevo empleador, la “municipalidad” y ya no más el Estado, desconoció la aplicación de la medida de reparación, de aquí parte la famosa deuda histórica que ya va en miles de millones.

Es por esto que les digo a los vecinos de Puchuncaví que debemos dar fuerza y apoyo a los docentes, les pido a las familias paciencia y apoyemos a nuestros profesores que son los que hacen posible que nuestros hijos tengan un futuro y sean personas de bien.

No más detrimento de la educación chilena, que dio por resultado el empobrecimiento de miles de maestros que fueron obligados ya no más a trabajar, sino que a sobrevivir

Deja un comentario