11.7 C
Quintero
23 / julio / 2021

Armada actualiza normativa sobre operaciones de alije tras contaminación en Talcahuano y Quintero

Más Leidos

A casi tres años de ocurridos los graves episodios de contaminación por descarga de crudo iraní en la Bahía de Concepción y en el terminal de ENAP en Quintero, la Armada actualizó la normativa sobre operaciones seguras de alije de hidrocarburos en el país.

La circular de la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante ya es oficial, y establece una serie de nuevas exigencias tanto para los buques tanque como para las naves receptoras de combustible.

Se detalla paso a paso la adecuada planificación y ejecución de este tipo de operaciones para minimizar la probabilidad de ocurrencia de daños a las personas, a las naves o al medio ambiente marino.

[ También te puede interesar Leer ]: Encuentran cuerpo flotando en bahía de Valparaíso, cadáver podría corresponder a Quinterano desaparecido desde domingo

La nueva circular, cita el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví y sus disposiciones para reducir las emisiones de compuestos orgánicos volátiles en esa zona.

Justamente las zonas pobladas de esas comunas son las que se vieron afectadas por emisiones entre el 17 y 24 de agosto del 2018, dos semanas después que en la Bahía de Concepción se verificara un episodio de contaminación mientras se efectuaba una operación de alije de crudo iraní con altas concentraciones de ácido sulfhídrico.

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado El Quijote de Quillota

Remberto Valdes, abogado querellante por los episodios de Quintero, valoró que el Estado haya reaccionado ante el desastre ocasionado hace tres años.

Por ambos incidentes fueron formalizados 8 ejecutivos de la Empresa Nacional del Petróleo y el capitán del buque Monte Toledo, imputados como autores del delito de propagación de sustancias peligrosas para la salud, algo que el querellante asegura detonó esta circular de Directemar.

De acuerdo a la Fiscalía, durante el traspaso del petróleo Iranian Heavy en la Bahía de Concepción, se realizaron “venteos” desde las bodegas del buque Monte Toledo, de gases de ácido sulfhídrico, lo que trajo como consecuencia la propagación indebida de contaminantes peligrosos para la salud hacia las comunas cercanas.

Mientras que en el terminal marítimo de Quintero, se infringieron las reglas de protección del medio ambiente y laborales al drenar el crudo depositado en uno de sus estanques, lo que generó la emisión de sulfuros que se dispersaron y alcanzaron zonas pobladas en Quintero y Puchuncaví, poniendo en riesgo la salud y la vida de sus habitantes.

Radio Bío Bío según informo se contactó a Directemar para conocer detalles del nuevo instructivo y cómo se gestó su elaboración, pero declinaron realizar algún tipo de comentario. alije

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Articulos

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones