Presidencia del Core se enreda tras designación de gobernadoras

0
596
Core

La designación de las Core María Paz Santelices (UDI) y Laura Tarita Alarcón (Ind.) como nuevas gobernadoras de las provincias de Petorca e Isla de Pascua, respectivamente, no sólo desecharon la tesis de que ninguna autoridad en ejercicio iba a ocupar un cargo en el próximo gobierno. También sus nominaciones abrieron por ahora un flanco al interior del futuro Consejo Regional (Core) de Valparaíso, que dificultaría aún más la elección del próximo presidente del cuerpo colegiado.

Después de que el Presidente electo, Sebastián Piñera, asuma el Gobierno este domingo 11 de marzo, a eso del mediodía, en el Congreso, se espera que tres horas después hagan lo mismo los nuevos cores para el periodo 2018-2022. Sin embargo, las dudas por ahora, de acuerdo a lo que reconocieron en el mismo Core, están sembradas en que si Santelices y Alarcón deben o no participar de la ceremonia de asunción, considerando que el decreto que las nombra como gobernadoras comenzaría a regir a partir del lunes 12 de marzo.

Aunque el escenario pareciera ser menor, las decisión que tomen, por ejemplo, influiría directamente en la votación del próximo presidente del Core. Y es que si ambas llegaran a renunciar a sus cargos antes del juramento del día domingo, automáticamente se produciría una disminución del quórum.

De los 28 consejeros que ganaron en la elección de noviembre pasado, 14 pertenecen a Chile Vamos, diez a la Nueva Mayoría (NM) y cuatro al Frente Amplio (FA). Si se suman ambos conglomerados de centroizquierda, la balanza quedaría equilibrada y ninguno de los sectores tendría mayoría absoluta (15 votos) para apoderarse de la presidencia del Consejo.

No obstante, si Santelices y Alarcón llegaran a renunciar, el quórum bajaría a 26 y la NM con el FA sólo necesitarían sus 14 votos para escoger a un presidente de sus filas. A ello, se suma que la core María Teresa Cerda (Amplitud) se encuentra con licencia médica y probablemente tampoco asistirá el domingo, dejando a Chile Vamos con sólo once consejeros.

La diferencia está en caso contrario. Si ambas no dimiten, el quórum se mantiene y ningún sector tendría la mayoría para la presidencia.

En esa línea, el actual presidente del Core, Rolando Stevenson (DC), explicó que la situación es “bastante inédita” y que se encuentran en conversaciones con el Tribunal Electoral (TER) de Valparaíso para ver bien cómo operar.

“Si (la elección del presidente) se va a producir o no (el domingo), eso tenemos que verlo durante ese día”

Rolando Stevenson (DC), Presidente del Core”

“Personalmente, estimo que las personas que han sido nombradas para cargos del Ejecutivo no deben participar en el consejo del domingo porque naturalmente que existe una inhibición”, comentó el consejero, quien de no existir acuerdo en la sesión deberá mantenerse como presidente.

“Lo que dice la ley es que tengo que abrir la sesión y eso implica que inmediatamente convoque a la elección del presidente del Core y de las comisiones”, agregó Stevenson, quien al ser consultado sobre si efectivamente la votación se llevará a cabo este domingo, contestó que “si se va a producir o no, eso tenemos que verlo durante ese día”.

Frente a los distintos escenarios que se podrían producir este domingo, la core electa Amelia Herrera (Ind. pro RN) consideró como “improcedente” que se lleve a cabo la votación del nuevo presidente sin antes existir una conversación formal entre los partidos.

“Me parece que no se hace justicia con los nuevos cores que vamos a ingresar. Creo conveniente no votar al presidente en la primera sesión, ya que deben haber responsablemente conversaciones después de asumir en el cargo, para ver en los diferentes partidos cómo se va a dividir la presidencia del Core en estos años”, dijo la exalcaldesa de la comuna de Quilpué.

Las palabras de Herrera, de todas maneras, encontraron respaldo en la bancada del PPD. El core Manuel Murillo indicó que en su partido estaban disponibles a que la votación fuese postergada por algunas semanas. “Nosotros esperamos que todos estén a la altura y pospongamos la votación para que los nuevos consejeros puedan conocer el funcionamiento del Core”, dijo Murillo, quien aseguró que “efectivamente el quórum podría bajar, pero entendemos que ellas no van a renunciar y todo se mantendría de la misma forma”.

“Renuncien o no, creemos que hay que darle gobernabilidad al Core. No porque seamos mayoría debiésemos aprovecharnos de esa circunstancia puntual”, cerró el core PPD.

Con todo lo anterior, la idea en Chile Vamos, según trascendió, es postergar la votación hasta el primer pleno programado para el 22 de marzo, de modo que para esa fecha los reemplazantes de ambas cores ya estén definidos. En esa línea, sería Emmanuel Olfos el reemplazante de Santelices por obtener el segundo lugar en el subpacto UDI e Independientes. Su nombre debiese ser oficializado por el TER durante la próxima semana.

Sin embargo, tal escenario no se repetiría en el caso de Tarita Alarcón. Como sólo ella y Elizabeth Arévalo (Ind. pro Evópoli) formaban parte del pacto RN-Evópoli, y ambas lograron un cupo, la ley indica que el reemplazante tendría que ser escogido dentro de una terna que RN debe presentar ante el Core y someter a votación entre los integrantes.

Para el consejero Manuel Millones (UDI), todos los escenarios “fuerzan a establecer una negociación política para definir la presidencia”. “Aquí es necesario generar un acuerdo que le dé estabilidad al Gobierno Regional. Y en tal sentido, creemos como UDI que hay que construir un acuerdo amplio que permita que la presidencia sea rotativa y cada bloque tenga un periodo”, indicó.

En ese contexto, Millones aseguró que incluso el Frente Amplio “debe tener su espacio en el Gore de Valparaíso, porque ellos se ganaron su cargo y representan un territorio al cual deben responder”.

 

Deja un comentario