jueves, diciembre 3, 2020
Inicio Opinión La Hidroaviación Naval en Quintero

La Hidroaviación Naval en Quintero

En en el mes de Junio de 1922, concurre a reunirse con la familia Cousiño y directivos de la Empresa Puerto, Ferrocarril y Balneario de Quintero el Director General de la Armada, actual cargo de Comandante en Jefe, don Luis Langlois Vidal para solicitar los terrenos para instalar la base para la Hidroaviación. Este alto oficial de marina con su grado de Guardiamarina el 19 de Agosto de 1891 desembarca en Quintero con las tropas Congresista o Revolucionarias. De esta reunión con resultados positivos, se trasladan los aviones desde Las Torpederas a nuestro puerto. Los primeros en llegar los aviones Sikorsky, Dornier Wall y los Botes Voladores como el Guardiamarina Zañartu.

A fines de 1922 se construye el Varadero para los hidoaviones en terreno de playa frente a la actual Torre de Control aproximadamente, con cuartones de pino oregón de 40 x 40 cms por unos 6 mts de largo unidos con pletinas de fierro de 2 pulgadas de ancho por 10 mms de espesor y unos 40 cms de largo app. Varadero de unos 6.0 mts de ancho por unos 30 de largo, que facilitaba la varada y desvarada de los hidroaviones.

[Te puede interesar]: Nuevo peak de S02 en Quintero y Puchuncaví

Usado el sector hasta la década del 70 por los icónicos hidroaviones Grumman, que amarizaban y despegaban desde nuestra hermosa Bahía de Quintero.

[Te puede interesar]: leer nuestro medio asociado Aconcagua al Día 

En el año 2015, con motivo de la construcción del Paseo Costero Quintero- Loncura, en las excavaciones se encontraron varios de estos durmientes. Desconociendo su paradero, de estas piezas de casi 100 años de antiguedad. La I. M. de Quintero puso 5 placas que dan cuenta de ese hallazgo en dicho lugar. Hace un mes atrás, para salir del letargo pandémico, salí a caminar y observando las obras que realiza la empresa Esval, me percaté de la existencia de un par de durmientes que pertenecieron al Varadero.

terrenos para instalar la base para la Hidroaviación

 

Roberto Monardes Fierro. Historiador autodidacta.

1 Comentario

Comments are closed.