La Bahía on Line
Nos leen, nos creen

- Publicidad -

Grave error del Gobierno Regional: Su decisión limita el desarrollo de una industria que no contamina y afectan gravemente el desarrollo portuario de la bahía de Quintero y la región

El Plenario del Consejo Regional de Valparaíso, aprobó el proyecto Imagen Objetivo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que modifica el uso de los suelos del barrio industrial de Puchuncaví.

La última modificación ocurrida en el año 2014 destino a Quintero, una superficie de 3.000 hectáreas de áreas verdes, como si fuese la receta mágica para resolver la contaminación atmosférica producida por la producción industrial.

La experiencia indica que en estos 10 años los propietarios de los terrenos involucrados no aportaron al mejoramiento del espacio creando parques, plazas o actividades complementarias, tal como lo permite la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, al señalar que estas superficies de áreas verdes son para el esparcimiento o circulación peatonal., seguramente no lo hicieron por los costos y rentabilidad económica negativa que ello significa.

La nueva modificación persiste en aplicar una tipología de zona de laboratorio, y destina un exceso de áreas verdes, que, sin inversión, lo más probable es que sigan siendo sitios pétreos y baldíos. Mas aun, que para constituirse en áreas vedes de uso público, requieren someterse a intensos procesos de remediación y recuperación de suelos.

Se debe tener en cuenta que los actuales suelos, cambiarían su calificación de industrial, y en el caso de aquellos predios designados como áreas verdes sus propietarios no tienen la obligación de sembrar, cultivar arboles o levantar Parques Privados de uso público, ya que sus terrenos pierden plusvalía al dejar de ser industriales y en el caso de sostener y mantener áreas verdes, ello conlleva inversiones de alto costo como seria la transformación del paisaje, y el solo suministro de riego es un gasto elevadísimo.

Así entonces, queda como alternativa expropiar estos terrenos y que sea el Fondo Nacional de Desarrollo Regional o el Ministerio de Vivienda y Urbanismo quienes construyen las áreas verdes y faciliten los recursos para mantenimiento y sustentabilidad.

Es difícil admitir como viable esta posibilidad, hoy por hoy, las prioridades del Gobierno distan muchísimo de impulsar un Plan de Fomento de Áreas Verdes en el área vacante del Parque industrial Puchuncaví Quintero; obviamente es preferencial atender primero el déficit de viviendas sociales, o la atención hospitalaria entre otras urgentes demandas.

En este contexto llama la atención que el Consejo y Gobierno Regional despreciaran la propuesta de la Empresa Puerto Ventanas. Ella consistía en mantener a resguardo las áreas de protección tales como el humedal y otras zonas de interés ambiental.

Con la finalidad de hacer posible la coexistencia y desarrollo sostenible del Puerto y el cuidado del medio ambiente esta Empresa ofreció destinar 13 hectáreas como área verde en el sector Maitenes y 10 has del Lote B4 cercano al Puerto. Esta fórmula permitía rescatar la relación del paisaje al Borde Costero con el interior mediante un cordón verde, quedando rodeado por el uso económico sustentable del territorio.

En la Bahia de Quintero, la Empresa Puerto Ventanas, tiene una infraestructura de alto estándar internacional, incluyendo sitios de ataque para naves de gran tamaño, cintas tubulares encapsuladas y Bodegas con presión negativa y presta servicios tales como la exportación de concentrado de cobre de la zona centro sur de Chile (Anglo American y Codelco), importación de Clinker para Cemento Melón, Carbón para la generación eléctrica de Aes Andes y granos para la industria nacional.

Actualmente amen de la descarbonización y el cierre de las Termoeléctricas, Puerto Ventanas, tiene el desafío de adecuar el recinto portuario habilitando una Zona logística de Almacenaje Extra Portuario, para instalaciones y plataformas de carga y descarga, áreas de consolidación y desconsolidación y servicio de valor agregado.

Para llevar a cabo este propósito, Puerto Ventanas, presentó una Zonificación alternativa a la contenida en la Imagen Objetivo del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, proponiendo que 4 predios de su propiedad que en su conjunto totalizan 99 hectáreas de las cuales 23 has las pudieran destinar como áreas y cordón verde de uso público, y el saldo para operaciones vinculadas al quehacer portuario, de carácter inofensivo

Sin embargo, el acuerdo del Consejo Regional, niega esta posibilidad, con lo cual contraviene el Plan de reconversión industrial y altera el principio de transición socioecológica justa, declarado como modelo fundamental del Supremo Gobierno para la transformación de la Zona de Sacrificio.

Cuesta entender el tozudo acuerdo del Consejo Regional, porque es enteramente retardatario y perjudicial para las proyecciones del desarrollo económico social de ambas comunas.

También podrías querer leer: Destacados logros de alumnos de Gimnasia Artística de la Corporación Deportes Quintero en campeonato regional

También podrías querer leer: nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Frente al cierre de la Fundición de Cobre, el cierre de las Termoeléctricas, y los obstáculos para autorizar la producción de Hidrogeno Verde, la Bahía de Quintero, tiene que convertirse en un Puerto clave, para el desarrollo de un corredor Bioceánico, que une Argentina – Chile con el Asia Pacifico, y ello posibilitaría miles de empleos para nuestras comunas.

Pese al revés producido en el Consejo Regional, como primera instancia del largo proceso que llevará la discusión del PREMVAL, será necesario revisar en los órganos competentes la inútil, inconsistente e impracticable declaratoria como área verde de los predios de Puerto Ventanas. En cambio, en un sistema de asociatividad público – privada se resguardarían ciertamente las áreas de valor ambiental vinculadas al Humedal urbano Maitenes – Campiche.

Así, se compatibilizará el desarrollo portuario e industrial junto a las áreas de valor social compartido como sería un Espacio Público Recreativo, de gran magnitud para Puchuncaví y alrededores.

 

Ramón Alfaro Valverde

Corporación de Innovación y Participación Social