sábado, mayo 15, 2021
Inicio Nacional Fundación Arturo López Pérez abre luz de esperanza para el coronavirus Covid-19...

Fundación Arturo López Pérez abre luz de esperanza para el coronavirus Covid-19 en Chile

Teniendo en cuenta que la vacuna para el coronavirus Covid-19 podría tardar hasta 18 meses en ser creada, expertos de todo el mundo han trabajado en fórmulas para dar con tratamientos o mecanismos que pudieran ayudar a los pacientes contagiados con esta enfermedad calificada como pandemia que tiene en vilo a todo el mundo, y que sólo en Chile -al cierre de esta nota- reporta 8.807 infectados y 105 víctimas fatales.

Y mientras la mayoría de los científicos trabaja para descubrir su cura, otro grupo de expertos echó marcha atrás y buscó en los libros especializados un procedimiento utilizado -al menos- desde el año 1918, en contexto de otra pandemia (la mal llamada “gripe española”, ya que surgió en Estados Unidos), denominado «plasma convaleciente», que consiste en transfusiones de sangre de pacientes recuperados a pacientes que estén batallando contra el virus.

Es así como China, Estados Unidos, Inglaterra, Francia y España, entre otros países, se encuentran aplicando esta alternativa experimental, la cual también comenzó a ser ejecutada en Chile a través del trabajo de la Fundación Arturo López Pérez (FALP), y que -increíblemente- se dio a conocer por medio de las redes sociales, cuando Raimundo Gazitúa, médico jefe del Servicio de Hematología del Instituto Oncológico FALP, llamaba a pacientes recuperados a contactarlo para donar sangre.

Y es que a partir de este mensaje, donde incluso compartía su teléfono celular, los llamados no dejaron de sonar. De hecho, reportó a más de 140 personas que lo contactaron para iniciar el procedimiento, siendo el jueves 9 de abril el día en que se concretó la primera donación: la de un joven al que le extrajeron 600 ml de plasma, que servirán para iniciar el procedimiento en tres pacientes contagiados con coronavirus Covid-19 en Chile.

Desde la Fundación Arturo López Pérez explicaron a que el estudio clínico colaborativo «Uso de Plasma Convaleciente en pacientes oncológicos y no oncológicos» se fundamenta en los resultados obtenidos por otros centros de investigación que han probado plasma derivado de pacientes recuperados de coronavirus Covid-19, en otros con condición grave, haciendo hincapié tanto en la experiencia china, donde “todos los receptores se recuperaron antes del tiempo esperado y con menor esfuerzo terapéutico”; como en su exitosa aplicación en otras enfermedades, como AH1N1, SARS, MERS y Hantavirus.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Desde el centro oncológico chileno explicaron que la terapia trata de transfundir el plasma de personas recuperadas de coronavirus Covid-19 a quienes hoy se encuentran en condición de gravedad o riesgo vital. La utilización de plasma convaleciente representa una fuente de anticuerpos, de origen humano, que podría contribuir a suprimir la viremia a mayor velocidad y, de ese modo, prevenir el desarrollo de complicaciones graves y letales, acortando el período de gravedad si se instaura de forma precoz.

En otras palabras, cuando una persona tiene una infección, su organismo reacciona creando anticuerpos para defenderse. Una vez que la persona se recupera, esos anticuerpos quedan almacenados en el plasma durante semanas o incluso años. De esta manera, la terapia se basa en que el enfermo reciba los anticuerpos que ya vencieron al virus en otra persona. Por ello, los expertos también le llaman «terapia de anticuerpos pasiva», porque en vez de esperar a que el organismo cree sus propios anticuerpos -como ocurre con las vacunas- aquí se trata de irrigar su sangre con un plasma que ya los tiene.

De esta manera, una vez que se extrae la sangre, se evalúan los aspectos sanitarios como enfermedades y anticuerpos desarrollados por el paciente en el curso de su enfermedad, y luego se realiza el proceso de producción del hemoderivado. El plasma obtenido se dividirá en unidades de 200 cc, las que posteriormente serán transfundidas a los pacientes graves con Covid-19, por lo que un paciente recuperado de coronavirus Covid-19 podrá ayudar a tres pacientes infectados.

DONANTES

Tomando en consideración esta premisa, la adhesión de más pacientes recuperados de la pandemia resulta fundamental para el éxito de la iniciativa que lleva adelante la Fundación Arturo López Pérez.

Es por ello, que recalcaron que para la obtención del plasma se efectuará un proceso de reclutamiento al Donante Convaleciente, que podrá participar de este estudio a través del siguiente enlace.

Posteriormente se contactará para efectuar una consulta presencial, en la que será evaluado por miembros del equipo investigador y del Banco de Sangre, inicialmente de FALP y, posteriormente, en otros centros de salud.

Luego se le realizarán exámenes de sangre para descartar la presencia de otras infecciones que contraindican la donación de sangre o cualquiera de sus componentes, tales como Virus VIH, Hepatitis B, Hepatitis C, HTLV1 y 2, Sífilis (VDRL) y Chagas, verificando su estado de salud y notificando a la Autoridad Sanitaria, cumpliendo con todos los protocolos de donación de sangre.

Una vez recolectado el plasma convaleciente, éste se aplicará a pacientes infectados con coronavirus Covid-19 en estado grave, a través de una vía venosa central. Se le administrará una unidad de alrededor de 200 cc, en un procedimiento que dura aproximadamente dos horas y que se lleva a cabo en la cama de hospitalización.

REQUISITOS

– Edad entre 15 a 65 años.

– Consentimiento Informado Donante Firmado.

– En caso de ser menor de edad, el Documento de Asentimiento Informado debe ser firmado por el representante.

4 Comentarios

Comments are closed.