miércoles, septiembre 30, 2020
Inicio Opinión Comercio de Quintero, la crisis que no se ve

Comercio de Quintero, la crisis que no se ve

Una ciudad es más que sus partes, una ciudad es un territorio vivo, que alberga actores diversos, que desarrollan acciones diversas, que son parte de nuestra Comuna y que generan la riqueza cultural, turística, económica, patrimonial, entre otras.

Cuando una crisis medio ambiental como la que estamos viviendo nos golpea con la brutalidad que lo está haciendo, se genera una crisis total, crisis cuyos efectos más significativos son en la salud de nuestra gente, que duda cabe, la que debe ser reparada y subsanada en lo inmediato.

Pero los daños colaterales son inmensos y esos daños debemos también abordarlos, porque son parte de nuestra Ciudad, son parte importante de nuestro pueblo. Entre esos daños se encuentra el del comercio local, que no es sólo el comercio central como algunos pueden imaginarse, hablamos de trabajadores independientes del gremio de la feria de las pulgas, feria libre, artesanos, trabajadores independientes con permisos precarios, etc.

A lo anterior debemos sumar al gremio de taxis colectivos, transportistas en general, sector turístico rural y urbano (Porque las ruralidades también existen) y quizá un cuanto hay de personas que quedan invisibilizadas por no estar formalizadas o agrupadas en algún gremio.

Hay miles de familias, créanme, miles de familias que no tienen ni para la sal, esto es sin duda un tema humanitario que hay que abordar y, si bien algunas han recibido cajas de mercadería, su problema no se subsana con una caja de alimentos. Sus negocios necesitan inyección se recursos y esos recursos son económicos, sí, se llama dinero y el dinero nunca es malo cuando se trata de fortalecer a un gremio decaído, que necesita levantarse para dar trabajo y dignificar sus vidas.

He visto como de manera irresponsable autoridades y actores de nuestra Comuna condenan al voleo a estos gremios sin haberse siquiera dado 1 minuto de su tiempo para conversar con ellos. La inmensa mayoría de quienes componen el comercio de Quintero, está apoyando a quienes se manifiestan y a quienes expresan y gestionan soluciones desde otras veredas y otras formas, pero no por estar en otras formas de lucha y expresión vamos a condenar a familias que tienen el legítimo derecho de exigirle al Estado subsanar en lo inmediato su necesidad, porque su problema no lo han generado ellos mismos.

He leído que la indemnización o es para todos o es para nadie. No, no es así. Ellos tienen una particularidad, si no venden no comen y también tienen niños y una vida que debemos proteger, amparar y apoyar. Si hay gente que considere que también tiene el derecho a recibir una inyección de recursos, que se agrupe, se una y gestione con quien corresponda ésto, que con enorme sacrificio y dignidad está haciendo este gremio.

Quintero no es un grupo, donde hay buenos y malos, mejores y peores, Quintero es una Ciudad donde todos, todas y todes estamos incluidos, respetando sus singularidades y necesidades. Porque Quintero, también es el foráneo, también es quien acaba de llegar a vivir y a contribuir, eres tú y Yo, es Usted, yo y nosotros.

Porque QUINTERO SOMOS TOD@S

Fernanda Alfaro Cataldo

Deja un comentario