lunes, marzo 8, 2021
Inicio Opinión Abrir las ventanas depende de ti

Abrir las ventanas depende de ti

Parece contradictorio por decir lo menos que casi la mayoría de los ciudadanos se muestren aburridos de la actual clase política, no obstante en la mayoría de países latinoamericanos los ciudadanos siguen votando por los mismos políticos desde hace 20 años; convirtiéndolos en una especie de oligarquía cerrada que tapona la necesaria renovación; y sin renovación la clase política se aísla y pierde la savia que recibe de la sociedad, lo que sin duda desemboca en crisis sociales, como la vivida en nuestro país en octubre del 2019. las ventanas

¿Qué pasó ahí?, Numerosos son los análisis al respecto, pero sin duda la falta de credibilidad de la clase política es una de las principales causas, y son los jóvenes los que mayoritariamente se sienten menos representados. las ventanas

[ También te puede interesar Leer ]: Aes Gener S.A. sigue sin cumplir resolución del tribunal de Quintero

Por su parte los políticos criollos acusaron recibo en parte de este descontento y rápidamente se transformaron en “agentes de cambio”, pero con la precaución de establecer las reglas del juego de tal manera que les permita seguir participando y no perder el poder alcanzado por tantos años. las ventanas

Entonces podemos darnos cuenta que el único medio para realizar los cambios para renovar la política, independiente de las leyes de restricción en cuanto a límite de reelección, está en nosotros mismos. las ventanas

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Somos nosotros los llamados a participar, somos nosotros los que podemos y debemos realizar los cambios por una razón muy simple, la renovación es sinónimo de transparencia y limpieza en todos los sentidos, es como abrir las ventanas de la casa para cambiar el aire.

Entonces si queremos renovar el aire de nuestra política, abramos las ventanas eso también es necesario en nuestra comuna. Por esto que te invito ABRIR LAS VENTANAS DE NUESTRA COMUNA. las ventanas

Alejandro Sepulveda