“Por fin las autoridades nos escucharon, más vale tarde que nunca”

0
465
autoridades

Parlamentario señaló que en visita en el día de hoy a la zona, pudieron comprobar que casi a diario deben atender pacientes con síntomas de intoxicación en hospital de Quintero

Su conformidad con las medidas adoptadas por la Seremi de Salud de Valparaíso que dicen relación con la paralización de faenas en el cordón industrial de Quintero y Puchuncaví, demostró el diputado de la Democracia Cristiana Daniel Verdessi, aunque destacó que “es una medida que se debió adoptar a cuanto se produjeron los primeros eventos”.

“Nos parecen bien las medidas adoptadas, pero llegan un poco tarde, por fin las autoridades nos escucharon, más vale tarde que nunca. Desde fines de agosto se vienen registrando casi a diario, casos de vecinas y vecinos con síntomas de intoxicación, y hasta ahora solo se habían suspendido las clases, que claramente no son ellos las fuentes contaminantes. La medida de disminuir el dióxido de azufre en un 20% es insuficiente, hay que parar todas las fuentes de emisiones de gases volátiles que son los que producen los síntomas de las personas”.

“En la tarde de hoy, junto a diputados de la Comisión de Salud y del distrito 6, estuvimos en el hospital y reunidos con dirigentes vecinales, sociales y de salud, pudiendo comprobar que hay una precariedad en las estaciones de monitoreo, deberíamos tener un sistema parecido al que hay en Santiago con predicción de alertas ambientales cotidianas con monitoreos permanentes y con transparencia para que la población esté tranquila. Un monitoreo portátil que se hace durante una hora, es insuficiente como para detectar todas las curvas que se producen”, precisó el parlamentario falangista.

Verdessi, destacó que “la gente espera información transparente, cotidiana. Se sospecha cuando esta información no está y solo existe una medición que ocurre por un espacio de una hora en un colegio”.

Diputado DC Daniel Verdessi por paralización de faenas industriales en Quintero y Puchuncaví

Deja un comentario