Marcha fue interrumpida por enfrentamiento entre Fuerzas Especiales y vecinos que solo quieren un lugar donde vivir sin contaminación.

0
529

Este sábado se realizó una nueva marcha en Quintero y Puchuncaví por el derecho a vivir en un lugar libre de contaminación.

“De norte a sur, de este a oeste. Queremos aire limpio, cueste lo que cueste” se escuchó a los manifestantes en la marcha en contra de las industrias en la denominada Zona de Sacrificio.

Según Carabineros, la actividad terminó con 14 detenidos -13 adultos y un menor de edad portador de una molotov-, los cuales fueron aprehendidos en el contexto de disturbios que se generaron entre los manifestantes y las Fuerzas Especiales de la institución policial.

En este contexto, Manuel Pizarro, director del Movimiento por la Infancia de Quintero, a través de sus redes sociales criticó también el actuar de personal de la Armada que resguardaba los terminales marítimos del sector.

En la que denominó “Carta abierta al almirante Armada de Chile, comandante señor Julio Leiva Molina”, expuso que “llegando a algunas empresas logramos ver a personal de la Armada de Chile apostados dentro de las empresas y como que fuera una guerra preparados para actuar, al cruzar uno de los muelles del cordón industrial este personal comienza a disparar balines y lanzar chorros de agua con mangueras industriales a gente sin discriminar niños, niñas, adolescentes o mujeres. Dejando lesionados a muchos, sólo por pasar por nuestras playas”.

Ante esto, el Capitán de Fragata LT Dinson Baack Vasquez, capitán de puerto de Quintero, le señalo a radio Cooperativa que “mientras avanzaba la marcha, se empezaron a evidenciar acciones de parte de un grupo menor dentro de los manifestantes con elementos incendiarios como quema de neumáticos, en sectores cercanos a las plantas que almacenan combustible y químicos”.

MarchaEl oficial naval acotó que “a nosotros nos corresponde dar seguridad a las personas que están dentro de la manifestación, como también de quienes transitan dentro de los terminales marítimos, que son parte de nuestra jurisdicción”.

Agregó que “cuando pasa un grupo de gente por debajo del muelle de Oxiquim, comienzan a lanzar piedras hacia personal nuestro que estaba apostado, ante lo que se les conminó a no hacerlo por el nivel de peligrosidad y ante la negativa de un grupo minoritario, tomamos primero la determinación de lanzar agua. Gran parte de las personas pasaron de manera pacífica, pero un grupo minoritario continuaron con la actitud y de acuerdo a nuestros procedimientos se lanzaron balines que tienen la cualidad que no generan daño físico, sino más bien emiten un gas pimienta que permite alejar a las personas”.

En ese sentido, el Capitán de Fragata LT Baack, concluyó que “en ese terminal habían lanzado elementos incendiarios, habían destruido una reja, y que aquella situación hubiese ocurrido en el muelle como tal, podría haber sido catastrófico, conforme a nuestros protocolos se pudo evitar un daño mayor que podría haber sido trágico porque además había mucha gente que protestaba de manera pacífica”.

Hay que recordar que los vecinos exigen el cierre total de las faenas del cordón industrial de la Zona de Sacrificio, hasta poder delimitar cuáles son los gases que han producido los más de 1.200 casos de intoxicación contabilizados desde agosto hasta hoy.

Desde el equipo comunicacional del seremi de Saludo, Francisco Álvarez, explicaron que las ocho empresas que están bajo la restricción de sus operaciones y gases contaminantes, entregaron a totalidad los planes operacionales a seguir mientras la Alerta Sanitaria continúe vigente.

Cerca de 500 personas se congregaron ayer en el cordón industrial de Quintero y Puchuncaví para realizar una manifestación en contra de los episodios de contaminación sucedidos durante los últimos dos meses.

 

Deja un comentario