La Bahía on Line
Nos leen, nos creen

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

Desafíos en materia ambiental para este 2024

El actual proceso de regulación ambiental para Puchuncaví, Quintero y Concón, impulsado desde la crisis de intoxicación ocurrida el año 2018, no ha estado exento de retrocesos y avances. Sin embargo, la existencia del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) y el Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso (PREMVAL) – ambos llamados a modificarse como consecuencia de fallos emitidos por la Corte Suprema tras la acción y preocupación ciudadana en la búsqueda de justicia ambiental – instruyen a los ministerios del Medio Ambiente, y de Vivienda y Urbanismo, a avanzar en la eficiencia y eficacia normativa, estimulando la política pública para sentar las bases de la recuperación ambiental e incentivar al complejo industrial a la incorporación progresiva de las mejores tecnologías disponibles para reducir los efectos contaminantes.

Destaca del PPDA la “Gestión de Episodios Críticos”, dispositivo de control operacional que se activa ante la excedencia de gases (Dióxido de Azufre – SO2) y material particulado (MP 10 – MP 2,5) regulados y registrados por la red de estaciones monitoras, como también la emisión de compuestos orgánicos volátiles (COVs), para adoptar medidas preventivas ante situaciones que pongan en riesgo la salud de la población. Además, las empresas están obligadas a presentar sus “Planes Operacionales”, que consisten en i) identificar las fuentes emisoras de material particulado, Dióxido de Azufre (SO2), Óxidos de Nitrógeno (NOx) y COVs; ii) ubicación georreferenciada de las fuentes emisoras; iii) estimación de emisiones; y iv) medidas operacionales que disminuyan las emisiones de contaminantes a la atmósfera, como la paralización o reducción del funcionamiento de fuentes emisoras, y reprogramación de ciclos de operación.

En cuanto al PREMVAL, instrumento vigente desde el año 2014, se presentó una propuesta de modificación a través de una “imagen objetivo”. La mixtura de usos de suelo presentada recientemente en cinco audiencias públicas, permite dimensionar las 1.670 hectáreas en su potencial distribución espacial y de zonificación tanto para la industria estratégica asociada a la descarga-carga, almacenaje y distribución de hidrocarburos, como para la proyección de áreas verdes de uso público. De la propuesta se derivan dos medidas innovadoras a escala de regulación intercomunal: i) compensaciones de suelo bajo condiciones normativas, y ii) mitigación de riesgos a través de la recuperación o remediación de los suelos con presencia de contaminantes.

También podrías querer leer: Inauguran simposio internacional de esculturas en Quintero

También podrías querer leer: nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Por tanto, la discusión respecto a los procesos de modificación del PPDA y del PREMVAL tienen el desafío de promover un diálogo tripartito (Gobierno, empresas y ciudadanía) que permita concordar metas y plazos, para que Concón, Quintero y Puchuncaví se encuentren libre de contaminación atmosférica y con planes de recuperación de suelos contaminados.

Alejandro Villa, geógrafo, delegado presidencial para Quintero, Puchuncaví y Concon

- Publicidad -