La Bahía on Line
Con el poder de la información

- Publicidad -

- Publicidad -

Delincuentes encañonaron, amarraron y patearon a matrimonio en Punta Fraile de Horcón

Fingieron ser policías, escaparon en automóvil de las victimas

Un matrimonio oriundo de San Miguel en la región metropolitana, llego el lunes a una casa que tienen en balneario de Horcón, en sector Punta El Fraile, Camino al El Tebo, luego de acomodar las maletas dieron una vuelta por la playa. Al regresar en condiciones que se aprestaban a descansar, llegaron los cinco policías falsos.

Los victimarios dijeron que eran detectives, luego carabineros de civil, encañonando, amarrando y golpeando a las víctimas con golpes de pies y puños de la misma forma con las cachas de las armas.

Pedro Garrido Diaz cuenta que “era de noche y nosotros ya disponíamos a acostarnos y Sali al patio a mirar. Al abrir la puerta, me encuentro con cinco personas, todas con pistolas apuntándome”

- Publicidad -

A punta de cañón, lo metieron al interior de la vivienda, “me tiraron al suelo y me golpearon, después también hicieron lo mismo con mi esposa, ambos boca abajo”

Para evitar que el o su señora pudieran defenderse, los amarraron fuertemente con cintas plásticas. “Nos patearon en reiteradas ocasiones y golpearon con las pistolas”

En medio de las amenazas, los delincuentes exigían la entrega de las llaves del portón para poder llevarse el vehículo del matrimonio, en paralelo, iban sacando diversos artículos de valor.

“Robaron un computador, que utilizo para mi trabajo, relojes smartwatch, las argollas de matrimonio, cámaras deportivas, cadenas e incluso ropa. Nosotros acá no poseíamos muchas cosas, porque es nuestra casa de veraneo y habíamos venido por tres días. Todo lo que podían llevarse, lo robaron” enfatizo.

La excepción fueron los celulares. Se los quitaron, pero al final los dejaron botados en el patio de la casa. Durante los momentos de terror los delincuentes les repetían constantemente que no los miráramos. “Había un tipo que estaba muy tranquilo, aunque los demás se encontraban muy nerviosos”

Los criminales lograron su objetivo y escaparon en el auto del matrimonio, un Mazda 3 color rojo, en la casa no había cámaras. Tampoco vecinos cerca.

Después del atraco, Garrido estampó ala denuncia ante Carabineros. Él y su familia fueron llevados después a un centro asistencial a constatar lesiones donde se constato que presentaban hematomas compatibles con golpes de pies y puños.

Tambien podrías querer leer: Solicitan extensión de tren de pasajeros hacia Quintero- Punchuncaví

Tambien podrías querer leer: nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Los delincuentes obtuvieron un botín estimado de $15 millones en Punta Fraile y permanecen prófugos como señalo el semanario El Observador