martes, septiembre 29, 2020
Inicio Quintero Algo “huele mal”: planta de champiñones en la mira por emisión de...

Algo “huele mal”: planta de champiñones en la mira por emisión de olores

Corría el año 2001 e Inversiones Bosques del Mauco S.A daba un paso importante: la adquisición de la planta de producción y cultivo de champiñones Nature’s Farm Products, creada en los 90’ y ubicada en la ribera norte del río Aconcagua.

Pero los nuevos socios tenían en mente algo más ambicioso para esta planta con capacidad de producir y envasar 900.000 kg de champiñones al mes, pues en 2006 materializaron una alianza con Ariztía Comercial Ltda., específicamente para la distribución y venta de champiñones dentro del mercado chileno. Y no sólo eso, ya que posteriormente, en 2008, concretaron un convenio con Ariztía Exportaciones, con el fin de exportar los champiñones bajo la modalidad de enlatados.

Sin embargo, hoy la empresa –con más de dos décadas en el negocio y siendo una de las mayores productoras de champiñones en el país- es protagonista de un nuevo suceso medioambiental, uno que trata sobre los malos olores que se emitirían desde la planta y que perjudicarían el diario vivir de los vecinos y comerciantes de la zona, principalmente del sector “La Boca”.

De hecho, ha sido tal la molestia de la comunidad que “se formalizaron varias denuncias durante el año 2017 en la Oficina Territorial Viña del Mar de la Seremi de Salud, las que fueron presentadas por el Municipio de Concón y al menos dos personas naturales del sector, por la presencia de malos olores en la zona, los que provendrían de la empresa señalada”, relataron desde la Seremi de Salud de la Región Valparaíso.

Y es que, según afirmó a Cooperativa el alcalde de Concón, Óscar Sumonte, “por años han afectado al medio ambiente en nuestra comuna, sobre todo al sector gastronómico”. Además, el edil destacó que esto cobra aún mayor relevancia si se considera que “tenemos un plan aprobado de descontaminación”

En vista de ello, “los inspectores de la autoridad sanitaria realizaron en su oportunidad dos fiscalizaciones al recinto, las que originaron un sumario sanitario, el que, tras el proceso administrativo correspondiente, culminó en una resolución sancionatoria para esta firma. Dicho dictamen fue apelado por la empresa, manteniéndose el caso en evaluación de antecedentes para una resolución final”, detallaron desde la Seremi de Salud.

Pero, desde Inversiones Bosques del Mauco, aseguraron a El Dínamo que “la fiscalización realizada en el año 2017 por el Seremi de Salud, apuntaba al manejo y almacenamiento de materias primas y residuos, todo de índole orgánico y no peligroso. El objetivo de la fiscalización y su posterior apelación no tienen relación con la generación de olores molestos”.

Asimismodesde la compañíaexplicaron a que “hace años atrás la empresa generaba olores molestos hacia el exterior al igual que otras empresas vecinas. Durante varios años se han tomado medidas para confinar la emisión de olores dentro del recinto de la planta. Sin embargo, en la comunidad vecina quedó instalada la idea de que los olores molestos provienen de la planta de champiñones”.

“Hoy en día, adentro de la planta, no se perciben olores a una distancia mayor a 50 metros desde cualquier foco de gases orgánicos volátiles. Los olores de la planta se generan a partir de la fermentación de paja de trigo con materia orgánica nitrogenada y como tal, son todos de origen orgánico. Las actividades de cultivo de champiñones y de preparación del sustrato alimenticio no generan ningún tipo de olor tóxico, ni peligroso para las personas, y tampoco para  la flora y fauna. Se trata de un proceso respetuoso con el medio ambiente”, afirmaron desde Inversiones Bosques del Mauco.

 

Deja un comentario