domingo, septiembre 27, 2020
Inicio Quintero Nueva mancha oleosa en la bahía de Quintero

Nueva mancha oleosa en la bahía de Quintero

La Capitanía de Puerto de Quintero señalo que aproximadamente a las 15.00 horas, se recibió información de personal de ENAP que se encontraba a bordo del buque Tanque CABO FUJI, bandera de Panamá, dando cuenta de una mancha oleosa de origen indeterminado, en cercanía de Terminal Monoboya de ENAP.

Inmediatamente se envió una unidad marítima para determinar la extensión y características, detectando una mancha del tipo oleosa (iridiscente e inodora)

De una extensión aproximada de 50 metros largo y 10 metros de ancho, alrededor del Terminal Monoboya.

Capitanía de Puerto señalo que ENAP dispuso una inspección submarina, la que detectó burbujas que provenían desde el fondo marino.

[Te puede interesar]: Pueblo de Quintero obsequia pabellón de combate a la Aviación Naval en el año 1928

El Capitán de Puerto de Quintero, dispuso la inmediata suspensión de la faena de descarga de combustible, la inhabilitación del Terminal y que la nave zarpe a un punto de fondeo en la bahía.

Asimismo activó en forma preventiva el protocolo de contingencia de respuesta y combate a la contaminación al Terminal ENAP Refinería Aconcagua, y se realizó la toma de muestras de la mancha de combustible para análisis en laboratorio.

Se dispuso la apertura de una investigación sumaria administrativa, la que será conducida por el Fiscal Marítimo Permanente de Valparaíso.

Mancha Oleosa

Por su parte Enap señalo a La Bahía on Line que, personal del Terminal Marítimo de Quintero detectó una mancha oleosa tornasol en la Monoboya, mientras se realizaba la operación de descarga de crudo del buque tanque Cabo Fuji.

[Te puede interesar]: Leer nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Detectada la situación y siguiendo los protocolos establecidos, se detuvo de inmediato la carga y se avisó a la Autoridad Marítima activándose el plan de contingencia del Terminal.

Preventivamente, se desplegaron barreras de contención y se realizó la inspección de la superficie con buzos, recorriendo todo el sector de la monoboya sin encontrar anormalidades que explicaran la situación, por lo que se procederá a inspeccionar las instalaciones con un robot submarino.

ENAP ha puesto a disposición de la autoridad correspondiente todos los equipos disponibles para tener certeza sobre el origen de la mancha aceitosa.