lunes, noviembre 30, 2020
Inicio Puchuncaví Historia del velero español varado en Horcón

Historia del velero español varado en Horcón

El español Pedro Jiménez decidió dejarlo todo para navegar por el mundo y vivir en el mar en su velero llamado ‘Copérnico Doblón’. El viaje, que partió hace un año y medio desde España, tuvo un cambio de planes debido a las restricciones impuestas por la autoridad sanitaria, situación que no les ha permitido desembarcar y que los tiene anclados frente a la bahía de Horcón.

Por estos días, se encuentra solo en velero con su compañera de navegación Mónica García y su perro Alegría, ya que los otros tripulantes pudieron regresar a sus países de origen, entre ellos dos chilenos que fueron los primeros en descender.

Indican que están con mascarillas y guantes que ocupan cada vez que pueden ir a comprar alimentos, previa autorización y teniendo comunicación constante con la Armada, para cumplir con las exigencias solicitadas a causa de la pandemia del coronavirus.

Llegaron a Chile el 7 de marzo, pasando por la Antártica, Cabo de Hornos y los fiordos fueguinos. En la travesía tenían la idea de quedarse en Chiloé y finalmente llegaron a Valparaíso, a las costas de Puchuncaví.

El proyecto original era seguir hacia Perú, Ecuador, Colombia y Costa Rica, pero debido a la situación actual este español confidencia a AgenciaUno, que “he decidido quedarme en Chile, porque creo que de los países de la zona del Pacífico es el más tranquilo y seguro. Aquí estoy muy bien, siempre que me dejen estar”.

Su próximo viaje lo tiene pensado para dentro de 10 días hacia Valdivia para realizar unas reparaciones en velero y en noviembre volver a la Antártica, “porque es un sitio espectacular, uno de los lugares más bonitos del mundo A parte de los miles de pingüinos y aves espectaculares, se confunde el hielo con la tierra.

Cuando vas en el barco estás esquivando icebergs, es asombroso, me faltan palabras para describir lo lindo que es”, agrega Jiménez.

Su lema es “Mi sueño, tu sueño, ven y vívelo”. Así, este madrileño se ha hecho conocido a través de sus redes sociales (@alegriamarineros) e invita a compartir de estos recorridos, aclarando que no se trata de un chárter, sino una experiencia colaborativa y de convivencia.

Entre los lugares que ya ha visitado están Las Islas Canarias, Cabo Verde, Brasil, Uruguay y Argentina.

Para concluir, nos cuenta que esto “acerca la náutica al público en general. Que no piense la gente que este mundo es solo para deportistas de elite o para millonarios. Porque yo no soy ni una cosa ni la otra”.

1 Comentario

Comments are closed.