10.7 C
Quintero
sábado, 18 septiembre 2021

Estudio revela que proyecto de ampliación de la ruta Nogales – Puchuncaví generará un «impacto acústico negativo»

Más Leidos

Controversia ha generado el proyecto de ampliación de la ruta F-20, la cual atraviesa el valle central y llega hasta el litoral norte de la región de Valparaíso, uniendo específicamente a las comunas de Nogales, en la provincia de Quillota; con Puchuncaví, en la provincia de Valparaíso. impacto acústico

El problema radica en que las comunidades por donde pasaría esta carretera han expresado su férrea resistencia a la materialización del proyecto licitado por el Ministerio de Obras Públicas y adjudicado a la concesionaria Camino Nogales-Puchuncaví S.A. (Canopsa), pues aseguran que generará daños auditivos, visuales y medioambientales, además de ir en desmedro de su actual calidad de vida.

[ También te puede interesar Leer ]: Ratifican como presidente de la asociación de comunas costeras de Quintero Puchuncaví a Marco Morales

Para ello, el principal argumento que los vecinos tienen en sus manos es que la ampliación de la ruta F-20 no cuenta con un Estudio de Impacto Ambiental antes de que fuera aprobado el proyecto, argumento que llevarán nuevamente a la justicia, pero esta vez con tres informes en su poder -los cuales fueron financiados por ellos mismos- que dan cuenta de sendos estudios arqueológico, de flora y otro de ruido y que, a su vez, arrojan que el proyecto generará un impacto acústico «de carácter negativo» en los receptores cercanos a su emplazamiento.

Estudio de Ruido

«Estudio de Impacto Acústico, proyecto camino Nogales – Puchuncaví – sector Maitencillo» lleva por nombre el estudio solicitado por la comunidad a la empresa Gerard Ingeniería Acústica SpA –al cual accedió e informo Puranoticia.cl-, y que contempló la realización de una campaña de medición, realizada el pasado 28 de abril.

Bajo la premisa de que la iniciativa puede generar un aumento del nivel de ruido en los sectores aledaños, el estudio comienza señalando que la definición del área de influencia se efectuó en base a la existencia de lugares habitados cercanos, identificándose cuatro receptores humanos que podrían ser afectados por el flujo vehicular.

Imagen foto_00000001Imagen foto_00000002Imagen foto_00000009Imagen foto_00000008

De forma complementaria, se realizaron proyecciones de los niveles de presión sonora esperados para la fase de operación del proyecto, mediante cálculos matemáticos y asistidos por software, cuyos resultados fueron entregados en mapas de ruido y valores tabulados, los cuales pasaremos a detallar más adelante.

Todas estas diligencias tienen como objetivo, a modo general, evaluar el impacto acústico que potencialmente generaría el proyecto sobre los receptores cercanos, de acuerdo con los criterios de análisis establecidos en la normativa nacional o, en ausencia de esta, estándares internacionales aplicables.

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Aconcagua al Día

En tanto, la empresa sostuvo que dentro de los objetivos específicos estaba, a través de modelaciones computacionales y proyecciones matemáticas, efectuar una predicción de los niveles de ruido que generará la fase de operación del proyecto sobre cada receptor y; comparar los resultados obtenidos con los niveles permitidos por la normativa aplicable seleccionada para tal efecto, evaluando su respectivo cumplimiento.

Medición de Ruido

El 28 de abril de 2021, los trabajadores de Gerard Ingeniería Acústica SpA realizaron mediciones de ruido en [dB(A)] Lento, según un documento de la FTA (Federal Transit Administration) de Estados Unidos. Cabe indicar que [dB(A)] es la unidad adimensional usada para expresar el nivel de presión sonora, medido con el filtro de ponderación de frecuencias A.

En ese sentido, para definir los receptores sensibles, se consideraron los lugares cuya población podría verse afectada por las emisiones de ruido de la ampliación de la ruta F-20 y se seleccionaron los más representativos de cada sector. De esta forma se determinaron cuatro receptores sensibles.

Imagen foto_00000003

Con la finalidad de emplear un flujo representativo en el modelo con respecto a los receptores, el estudio se centró en la zona norte del trazado, tal como lo indica la imagen.

Imagen foto_00000005

Dentro del ítem de modelación de ruido, se presentó el nivel de inmisión acústica estimado en los receptores humanos producto del flujo vehicular total proyectado. Dichos valores se presentan en un mapa general de propagación sonora, cuya altura de coloración está referida a 1,5 metros del suelo.

Imagen foto_00000006

En la siguiente imagen se resume el nivel de inmisión y la respectiva evaluación de cumplimiento normativo, para el periodo diurno.

Imagen foto_00000007

De acuerdo a lo anterior, el estudio verifica que los niveles de presión sonora LDN (Nivel Día-Noche) asociados al flujo vehicular supera el criterio de Impacto Severo en todos los casos.

Considerando esto, y en consecuencia con lo indicado por la normativa FTA, se espera que exista un alto nivel de molestia por parte de la comunidad en dicho lugar, debido a que existe una gran diferencia con el nivel de ruido existente.

Conclusiones

Estas mediciones se realizaron de manera continua, de una hora, con el objetivo de obtener el nivel existente según el descriptor LDN, y a partir de métodos establecidos por la guía FTA «Transit Noise and Vibration Impact Assessment Manual» y así estimar los límites aplicables al proyecto para las actividades de tránsito vehicular.

De esta manera, se observó que el valor del LDN para los puntos varían entre 29 y 40 [dB(A)], estableciendo un máximo permitido definido para el proyecto, según la normativa indicada, que varía entre 39 y 50 [dB(A)].

Además, se realizaron modelaciones de ruido en el software SoundPLAN para la etapa de operación y posteriormente se evaluó los resultados LDN con los máximos permitidos según la normativa estadounidense FTA, donde se observó que todos los puntos sobrepasan el criterio de impacto severo. impacto acústico

Considerando lo indicado por la normativa FTA, el estudio señala que «se espera que exista un alto nivel de molestia por parte de la comunidad en dicho sector», ya que existe «una gran diferencia con el ruido existente».

En virtud de todo lo señalado, el estudio concluye diciendo que el proyecto «Camino Nogales Puchuncaví – Sector Maitencillo» «generará un impacto acústico de carácter negativo en los receptores cercanos a su emplazamiento».

Cabe señalar que las obras de ampliación de la ruta F-20, que une las comunas de Nogales con Puchuncaví (sector Maitencillo) presenta un un 30% de avance.

Fuente: Puranoticia.cl

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Más Articulos

- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Ultimas Publicaciones