La Bahía on Line
Con el poder de la información

- Publicidad -

- Publicidad -

Por tercera vez ex campo de prisioneros Melinka de Puchuncaví recibe financiamiento para fortalecer su museo

El espacio, fue concebido como un lugar de veraneo para las familias menos acomodadas, y se transformó, posteriormente, en un campo de prisioneros políticos, durante los primeros años de la dictadura.

Con la importancia de un lugar que represente lo que no debe volver a pasar en el país, la subsecretaria de Derechos Humanos adjudicó -por tercera vez- fondos financieros a la Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, o Corporación Melinka.

El espacio fue transformado desde un centro de recreación para familias a un campo de prisioneros políticos, pasando a denominarse Melinka y se mantuvo en estas funciones -administrado por la Armada- hasta el año 1976 cuando, con 167 prisioneros, fue cerrado.

Este año, y por tercera vez, la Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, o Corporación Melinka, se hizo acreedora del Fondo de Cultura y Sitios de Memoria 2022, en la línea Sitios de Memoria, con el proyecto “Fortalecimiento y avances en la consolidación del espacio Museo de Sitio Melinka-Puchuncaví“, financiamiento que les permitirá continuar con su misión de rescatar y poner en valor la historia del lugar, su memoria, las prácticas culturales que se desarrollaron, las vivencias de quienes estuvieron en el lugar durante la dictadura militar, y seguir con la promoción y el desarrollo de los derechos humanos, la cultura, entre otros aspectos, junto a la comunidad.

El presidente de la corporación, Rodrigo del Villar, destacó la relevancia de trabajar por la conservación histórica de lugares como este, y señaló que “es importante pensar que este lugar representa todo lo que no debe pasar en un país. Este lugar tiene que ser el testimonio para las nuevas generaciones de lo que se vivió en esa época. En ese sentido, creo que es importante conservarlo y preservarlo para el futuro, dado que tiene importancia no solo a nivel comunal o regional, sino a nivel nacional ya que es uno de los pocos espacios que se han logrado recuperar desde la nada”.

Este fondo, de la Subsecretaria de Derechos Humanos, es un aporte al fomento de una cultura de respeto y promoción de los Derechos Humanos en nuestro país y busca contribuir al trabajo que desarrollan las organizaciones.

Finalmente, Silvana Griffero, coordinadora de proyectos de la Corporación Melinka, señaló que “este proyecto se conforma por un grupo interdisciplinario de profesionales y, en esta ocasión, una parte importante del proyecto es el levantamiento de una torre de vigilancia para una futura construcción en base a documentos históricos, fotografías, sobre todo, levantando las especificaciones técnicas o planimetrías, que van a servir de soporte”.

También podrías querer leer: Dos muertos y un herido en baleo en centro de evento Sunshine

También podrías querer leer: nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Al respecto, la seremi de Justicia y Derechos Humanos de Valparaíso, Paula Gutiérrez Huenchuleo, enfatizó que “nuestro gobierno y, en especial, el ministerio de Justicia y Derechos Humanos, se ha manifestado con un profundo y constante compromiso con la defensa, la promoción y protección de los derechos humanos, y la obligación de contribuir a la verdad, justicia y reparación, respecto de los crímenes de la dictadura. Por ello, queremos agradecer el trabajo permanente que realizan las diversas organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos junto a otras actorías sociales que potencian los procesos colectivos de elaboración de memorias y el trabajo coordinado entre cada uno”.