ENAP Refinería Aconcagua continúa reforzando protocolos y medidas para evitar contagios por COVID-19 en sus instalaciones

1
protocolos y medidas

Ante el avance de la pandemia del Coronavirus en el país, ENAP ha continuado reforzando sus protocolos y medidas sanitarias con nuevos resguardos para proteger la salud de su personal y garantizar el suministro de combustibles a Chile.

Controles de temperatura al ingreso y salida de todas las instalaciones, segregación de los turnos, horarios diferenciados en comedores, salas de aislamiento para casos sospechosos y cuarentenas preventivas, son algunas de las disposiciones que han seguido desde marzo los trabajadores de ENAP en sus instalaciones de Concón y Quintero.

Además, se ha realizado una amplia difusión de las campañas preventivas y acciones desplegadas. Y es que las operaciones no se pueden detener. De Refinería Aconcagua sale gran parte de los combustibles que se consumen en el norte y centro del país, y la totalidad de las gasolinas de la región Metropolitana.

Sin su continuidad operacional, el transporte y el abastecimiento de los alimentos y de los insumos médicos, el desplazamiento de las ambulancias, la distribución de la energía a los hogares, la actividad marítimo – portuaria y el funcionamiento de las industrias, se vería afectado.

[Te puede interesar]: Trabajadores de Refinería Aconcagua realizan nueva campaña para ir en apoyo de comunidades golpeadas por Covid- 19

“Desde que inició la pandemia, entendimos que la mejor manera como ENAP puede contribuir a superarla es cumpliendo sin fallar nuestro rol estratégico de dar continuidad al suministro de combustibles, atentos siempre a las necesidades de Chile. Por ello, estamos revisando diariamente y reforzando nuestros protocolos, medidas y controles sanitarios, promoviendo su cumplimiento estricto dentro de las instalaciones, lo que ha permitido dar continuidad a las operaciones y al trabajo, tanto administrativo como de terreno, y sobrellevar de la mejor forma, esta pandemia mundial”, destaca Edmundo Piraino, gerente de Refinería Aconcagua.

Gran parte de los trabajadores están desarrollando sus labores a través del teletrabajo y se han colocado paneles de separación entre los operadores de la sala de control para minimizar el riesgo de contagios. Se desinfectan permanentemente las áreas de trabajo, se ha restringido al máximo el acceso de personas a las instalaciones.

También se ha profundizado este plan con medidas extraordinarias, en caso de que la enfermedad continúe su avance. Hoy se está formando a personal de otras áreas para poder desempeñar labores en Operaciones en caso de ser necesario y se probó exitosamente un plan piloto de hotelería, consistente en instalaciones especialmente acondicionadas para recibir al personal crítico en turnos de 7×7 días, en jornadas 12 horas, para mantenerlo aislado y protegido.

[Te puede interesar]: Leer nuestro medio asociado Aconcagua al Día 

También en el Terminal Marítimo de Quintero, que cumple un rol fundamental en la logística de ENAP, se han reforzado las acciones.  A través de estas instalaciones, se recibe la totalidad del crudo que es adquirido en diferentes mercados del mundo y que se procesa en Refinería Aconcagua, abasteciendo energéticamente así a la zona central y norte de Chile.

En este mismo sentido, en el Terminal Marítimo de Quintero el Comité Paritario de Higiene y Seguridad ha mantenido un papel fundamental realizando fiscalizaciones para verificar en terreno el cumplimiento de estos protocolos de control sanitario en las empresas colaboradoras, y ha realizado simulacros para poner en práctica los protocolos.

Estos protocolos y medidas son revisadas por observadores en terreno, que velan por el cumplimiento estricto de las medidas dentro de las instalaciones.

1 Comentario

Comments are closed.