La Bahía on Line
Con el poder de la información

- Publicidad -

- Publicidad -

En el centro del Parque Municipal ya se encuentra instalado un avión del tipo Tweey Bird T 37

La exposición de esta aeronave Tweey Bird T 37, tiene por propósito reconocer el antiguo vinculo de la ciudad de Quintero con la aviación nacional

Esto comienza en 1922, cuando la célebre Luisa Sebire, también fundadora del Parque, dono 50.000 m2  de terrenos al borde de la playa que sirvieron de inicio a la Aviación Naval

De esa época es el Piloto Agustín Alcayaga, El primer aviador en saltar en paracaídas sobre el mar

- Publicidad -

Así, el 30 de junio de 1930, se produce el nacimiento de la Base Aérea de Quintero.

Inolvidable es el viaje de la escuadrilla de aviadores quinteranos que volaron rumbo a Rapa Nui en Enero del año 1951.en el Catalina PBY-5 N° 405 conocido como Manutara conducido por el Piloto Roberto Parrague. Esta hazaña se recuerda como inolvidable por cuanto este viaje fue logrado sin instrumentos y solo guiado por el trazado de las estrellas

Entre los innumerables relatos del como Quintero es cuna de aviadores que conquistaron Oceanía y la Antártica y los Territorios insulares de Chile, se cuentan unir el continente con Isla de Pascua el 20 de enero de 1951 en «El Manutara», pilotado por Roberto Parragué Singer, y unir el continente con la Antártica Chilena el 28 de diciembre de 1955.

Este espacio que expone al aeronave Tweey Bird T 37, tiene como finalidad acercar la historia Aérea de Quintero a las nuevas generaciones que visitan el Parque Municipal.

También podrías querer leer: Junta de Vecinos de El Rungue inaugura su proyecto ambiental de invernadero y compostaje para la comunidad

También podrías querer leer: nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Inolvidable es el viaje de la escuadrilla de aviadores quinteranos que volaron rumbo a Rapa Nui en Enero del año 1951.en el Catalina PBY-5 N° 405 conocido como Manutara conducido por el Piloto Roberto Parrague. Esta hazaña se recuerda como inolvidable por cuanto este viaje fue logrado sin instrumentos y solo guiado por el trazado de las estrellas