La Bahía on Line
Con el poder de la información

- Publicidad -

- Publicidad -

Kuini Analola, el rescate de la navegación ancestral, en Quintero

Mitos y leyendas  narraban acerca de la heroica migración de los navegantes polinesios  hacia lo largo y ancho de la actual Polinesia. Pero el conocimiento de los métodos  y tradiciones de navegación se habían perdido en gran medida después de la colonización por los europeos. Investigadores como Thor Heyerdahl  y otros, realizaron espectaculares viajes a comienzos del siglo XX para comprobar sus teorías de las migraciones entre las islas de la polinesia y desde el continente. Le siguieron los pasos varios polinesios y la primera embarcación en revivir estos viajes fueron el Hokule´a de Hawai´i en el año 1970, que luego inspiró a varios más, creando la Sociedad de Navegantes Polinesios.

Lynn Rapu Tuki, el gestor

Es el Fundador de la Fundación  Au Tupuna junto a su esposa tahitiana Maima, con el objeto de construir una embarcación ancestral polinésica o vaka taurua Rapa Nui, y establecer una Academia de Navegación Polinésica para preservar y difundir entre los jóvenes rapanuis esta tradición ancestral; nos relata Lynn – “En 1985, cuando tenía 16 años. Junto a Kio Teao, David Teao y Alberto Ika planeamos la idea de construir una embarcación ancestral, como la que usaron nuestros antepasados; luego de que los primos Teao vieran este tipo de catamarán en un viaje a Tahiti. Entonces en la isla no habían materiales ni árboles para hacerlo, y traer materiales desde el continente era y sigue siendo muy caro”.

- Publicidad -

Lynn también es Director y fundador de la agrupación de danzas y canto polinésico Kari Kari conocido a nivel nacional e internacional.

Suspensión del sueño de construir una Vaka Taurua

Tras muchos años suspendido el proyecto de construcción por diversos motivos, entre ellos el económico, este se reflotó el año 2012 cuando Lynn Rapu se desempeñó como Embajador Cultural de Rapa Nui en Tahiti, donde pudo conocer de cerca las cofradías de navegación como las de Tonga y Samoa, logrando un contacto formal con Hawai y su universidad, obteniendo becas de estudio para las futuras tripulaciones.

Desafío para la construcción

Lynn junto a su esposa Maima tocaron muchas puertas en Isla de Pascua, como en Tahiti y en Santiago para obtener recursos económicos para desarrollar este proyecto, comentaba Lynn, la respuesta siempre era “Veremos, ya veremos”. Continúa, “con el esfuerzo mío y el de Maima más las oraciones de mi madre Analola Tuki Teave, iniciamos esta misión con recursos propios y con el apoyo de nuestros tupunas “(ancestros).

Elección del astillero a construir

Por la ausencia de árboles en la isla y el alto valor de los materiales, decidimos viajar a la Isla de Chiloé, a Quellón, se encontró con su amigo Nelson Henriquez, conocedor de su sueño para recuperar las artes de la navegación ancestral, los llevó hasta unos carpinteros de ribera, los astilleros chilotes. Entre todas las maderas disponibles  dice Lynn, elegimos el Ciprés de las Guaitecas, su madera es imputrecible, no se pudre, puede durar más de 100 años bajo el agua. Es muy usada para la construcción de embarcaciones. Las comunidades canoeras Yaganes construían sus lanzas de caza con esta madera. Nos quedamos a construir el catamarán ancestral en el astillero Quiliente para cumplir el sueño del pueblo rapanui de volver a navegar con el viento y guiándose por las estrellas.

[ También te puede interesar Leer ]: Se aplica en Quintero campaña de limpieza preventiva invierno 2021

Tiempo de construcción

Duró un año y tres meses, mientras, se entrenaba la tripulación. La Vaka Taurua (catamarán) tiene las siguientes características técnicas: 16 mts de eslora (largo), 5 mts de manga (ancho), 1,45 mts de puntal, desde la quilla a la cubierta, tiene una pequeña cocina, baño (adaptado a la modernidad) y camarotes bajo cubierta. La nave es impulsada por propulsión a vela y remos, velas aportadas por el alemán Martin Schulze. Y se instaló un pequeño motor de apoyo para ingresar y salir de las bahías. Cuenta con un solo mástil. Fue botado al mar el día 30 de Noviembre del 2018 en el sector de Hito Cero de Quellón.

Otros financiamientos

Desde la botada al mar se comenzó a recibir fondos de apoyo de Conadi y ayuda logística de la Municipalidad de Isla de Pascua, de la Comunidad  Ma´u Henua, del apoyo del Ministerio de las Culturas y las Artes y aportes de varios particulares. El día 14 de Febrero del 2019, el Vaka Taurua bautizado por Lynn, Kuini Analola (Reina Analola) nombre en homenaje a su madre Es despedida la embarcación desde Quellón con tradicionales rituales ancestrales rapanuis, zarpando proa al norte el día 16 de Febrero. En navegación costera recalando en Calbuco, Ancud, Queule, Valdivia, Lebu, Talcahuano y recalando en Valparaiso, Siempre contando con el apoyo de la Armada de Chile. Recalando el día 6 de Marzo en el puerto de Valparaíso.

Tripulación del Kuini Analola

“Fuimos 9 tripulantes, siete rapanuis y dos continentales, piloto de avión, Claudio Ramírez y el Capitán Zapata más Hoko, Benjamín, Vamiti, Serafina, Horbi, Hopo de una gran experiencia en navegación en embarcaciones ancestrales,  participó en la travesía del Mata Rangi II del expedicionario español Kitín Muñoz, que navegó por el Pacífico hacia la Polinesia, gran cantante y guitarrista rapanui. Hoko Ika Melin fue el primer Capitán; luego se incorporó como Capitán Raúl Zapata con quién se realizó la travesía Valparaíso a Isla de Pascua.

[ También te puede interesar Leer ]: Nuestro medio asociado Aconcagua al Día

Viaje del Kuini Analola a Quintero

La empresa Asimar, por  intermedio de su representante don Mario Carabelli, uno de los patrocinadores de esta bella aventura ancestral, invita a navegar desde Valparaíso a Quintero a Lynn Rapu Tuki y su mágica nave. Recalando a la Bahía de Quintero el Viernes 15 de Marzo del 2019 al mediodía, abarloándose al muelle de Asimar, venía escoltada por embarcaciones de la Armada de Chile. Por la tarde se realizó una bienvenida a la tripulación por parte del Capitán de Puerto de Quintero Mario Bezoain, acompañado por representantes del municipio como la Sra. Concejal Ana Cartes, la Sra. Cruz Carvajal, la Hermandad de la Costa de Chile, representada por el Capitán de la Nao Quintero Fernando “Sea Wolf” Gaete, del Rotary Club de Quintero representado por el Sr. Eduardo Vegas  e invitados del mundo de la cultura de Quintero. Los tripulantes agradecieron el recibimiento con canciones y bailes rapanuis.

Reconocimiento de la Nao Quintero

La Nao Quintero, representada por su Capitán Fernando “Sea Wolf” Gaete hace entrega al Capitán de la Kuini Analola, Lynn Rapu de un Diploma de Honor en reconocimiento a la gran vocación de navegantes del pueblo rapanui en esta valiente empresa próxima a cumplir con la navegación a vela y guiado por las estrellas, que unirá el puerto de Valparaíso a Rapa Nui (Isla de Pascua).

Recepción de Camaradería a la tripulación

Luego de la bienvenida en el muelle de Asimar, la tripulación es invitada a su guarida personal por el Hno. de la Costa Roberto “Sea Horse” Monardes, como aprecio de una antigua amistad con Lynn, a disfrutar frugalmente de frutos del mar, mariscos y pescados a la parrilla, acompañado de cantos y música rapanui, con ukeleles, guitarras y bombo, compartiendo una linda velada.

 

Zarpe desde Quintero a Valparaíso

El Capitán Lynn Rapu, me cita como invitado a navegar en el Kuini Analola,  a las 07.30 hrs del día Sábado 16 de Marzo para iniciar el zarpe  temprano, dada las condiciones de viento imperantes. Iniciamos zarpe a las 09.00 hrs desde la Bahía de Quintero con mar calma acompañados de la Defender de la Capitanía de Quintero. Recalando al puerto de Valparaíso a las 14.15 hrs., donde fuimos recibidos a la entrada del puerto por una Defender de la Capitanía de Puerto de Valparaíso, navegación sin novedad, con el alma henchida de orgullo de tener la oportunidad de navegar en esta insigne embarcación ancestral que más tarde cruzaría el Pacífico hasta la tierra del rey Hotu Matúa.

Zarpe desde Valparaíso a Rapa Nui, travesía soñada

Llegó el tan ansiado día, luego de dar cumplimiento a las exigencias por parte de la Autoridad Marítima para dar inicio a la navegación por el amplio océano Pacífico, para tener todos los elementos de seguridad que hagan un navegar seguro en las dos mil millas náuticas, que son tres mil seiscientos kilómetros de distancia. Los víveres suficientes para un mes. Con una tripulación preparada para navegar a vela y guiados por las estrellas, las mareas. No utilizarán GPS ni ningún otro tipo de sistema de navegación, lo harán como sus ancestros más de mil años atrás. Es el Uno de Abril del 2019, y es despedida en el Muelle Prat por autoridades y bailes rapanuis.e invocaciones para que lleguen sin novedad estos valientes marinos polinésicos.

La travesía

Zarpan rumbo al norte con vientos favorables y con apoyo de la corriente de Humbold, llegan a la cuadra de Antofagasta para comenzar a “caer” o bajar para dirigirse de norte a sur para tomar los vientos alisios que los guiarán hasta la isla, varios días pasaron en que el viento se les perdía, y quedaban casi a la deriva, observando el horizonte y ver a lo lejos una embarcación mayor pasar, mientras Hopo entonaba canciones tradicionales que cuentan de la travesías que hacían los tupunas (ancestros), mientras otros tripulantes pescaban o aseaban la embarcación.

La recalada a  Rapa Nui, objetivo cumplido

Luego de 27 días de navegación lograron el objetivo trazado, con cuán alegría en el alma polinésica habían cumplido su cometido. Había llegado la Vaka Taurua a su destino, aquella embarcación milenaria que está dibujada en la espalda de los moais y en el pecho de Lynn. Pasada las 08.00 hrs  de Rapa Nui, las 10.00 hrs. de Chile Continental recaló en la Playa de Anakena, tal como lo hizo el rey Hotu Matua hace más de mil años. Donde fue recibida por el pueblo rapanui con un ritual tradicional isleño, la recibió también la Ministra de las Culturas y las Artes Consuelo Valdés. Y llegaron hasta la isla don Mario Carabelli y las representantes de la Ilustre Municipalidad de Quintero, la Concejal Ana Cartes y Maritza Verdejo.

Homenaje en aniversario de dos años

Hoy 27 de Abril del 2019, se cumplen dos años de esa tremenda travesía realizada por Lynn Rapu Tuki junto a su tripulación, que da cuenta de la perseverancia, dedicación y amor al mar, lo que permitió que esos 7 hombres y dos mujeres tripulantes sirvan de ejemplo como puente entre ambas culturas, polinésicas y continentales, especialmente a la juventud, señalando la ruta ancestral enseñando y retomando las tradiciones culturales que se habían perdido en la isla. Y que guardan la puerta del misterio y capacidad humana de conseguir la unión del alma con la divinidad y los poderes de la naturaleza.

 

Roberto “Sea Horse” Monardes Fierro

Investigador Autodidacta

Oficial Condestable e Historiador

Nao Quintero

Hermandad de la Costa de Chile

Bibliografía: www.cultura.gob.cl, www.latercera.com, www.armada.cl, moevarua.com.

Comentarios
Loading...